Gaby brilló junto a Nora Roca en el Festival de tango de Monte Hermoso

El mejor fin de semana del año vibró al ritmo del 2×4 en Monte Hermoso. El viernes 15 de febrero se dio el puntapié inicial a tres jornadas de fiesta para el tango en la ciudad balnearia que renovó su compromiso con la música nacional y ofreció tres veladas de excelencia artística a turistas y vecinos de la localidad que acompañaron cada propuesta desde el comienzo hasta el último aplauso.

La conducción de cada encuentro estuvo a cargo de la bella locutora Luciana Cardillo que en la apertura oficial de la 6ta edición del Festival Nacional de Tango de Monte Hermoso convocó a las autoridades del mismo: Marcos Fernández, Intendente, José Abraham, Secretario de la Tercera Edad, al Director del Festival, José Valle y a David Quintana, Presidente del Concejo Deliberante que recientemente declaró de “Interés cultural” este mega evento bajo Resolución Nº 482. Finalmente se convocó a Corrie Marcone, bailarina y profesora presente en todas las propuestas tangueras de Monte Hermoso junto con sus alumnos de Cnel. Dorrego y Monte Hermoso y al profesor y bailarín Daniel Cruz, director de la compañía “Tango Sólido” llegada desde Lomas de Zamora para engalanar esta fiesta del tango, a quienes se les entregó una copia de la resolución del HCD.

La música llegó inicialmente en la voz de Gianluca Pezzutti, adolescente de Mayor Buratovich que se ganó la admiración del público con piezas tradicionales del género y fresca comunicación con la gente que lo aplaudió con fervor pidiendo bis.

Seguidamente, fue el turno de los “Purretes de ayer y de hoy”. Más de veinte parejas de bailarines dirigidos por Corrie Marcone y Enzo Somoza de entre seis y setenta años derrocharon energía y compromiso con el tango, con coreografías que incluyeron actuación y destreza adaptada a la edad y el nivel de cada grupo, con coloridos vestuarios y cuadros originales muy bien logrados.

El cierre de la primera jornada, ya convertida en un clásico de esta propuesta de tango frente al mar, fue una popular milonga musicalizada por el Trío de Juan Carlos Polizzi que alegró con sus rítmicos tangos clásicos -además de valses, milongas y pasodobles- una pista colmada de bailarines. Antes de la despedida, se entregaron presentes a las parejas destacadas de la noche; las elegidas, por su simpatía, entusiasmo o destreza, resultaron oriundas de Cultral Co, Bahía Blanca, Cnel. Dorrego y Monte Hermoso.

Desde esa noche de viernes hasta el domingo inclusive, en las inmediaciones del escenario, estuvo presente el Museo de Radios Antiguas “Carlos Gardel” con una reducida muestra de la valiosa e imponente colección disponible para su visita en Laprida 268 de la ciudad de Bahía Blanca. Su propietario, el Ing. Carlos Benítez, Presidente del Círculo Gardeliano Bahiense, estuvo a disposición del público que permanentemente se acercaba a saciar la curiosidad, despejar algunas dudas y admirar esas “postales de otros tiempos” en impecable estado y funcionamiento.

La apertura musical de la segunda velada fue protagonizada por Omar Olea, ganador del 4to Certamen Roberto Achával (2018), quien con un repertorio romántico y entrador deleitó a los presentes con su dulce voz de amplios matices.

A continuación, comenzó el espectáculo de la compañía “Tango Sólido” dirigida por Eliana Mola y Daniel Cruz. Este cuerpo de baile de cinco hábiles parejas, creado desde un simple taller de danza en Lomas de Zamora, demostró que los tiempos de iniciación quedaron lejos ya y hoy se muestra como un consolidado grupo de bailarines profesionales de distinguidos atuendos, muy buenas caracterizaciones de época, coreografías de gran despliegue, con pasajes de folklore norteño y malambo, conjugadas con algunos gags cómicos y cuadros que transmitieron diferentes emociones y sentimientos a través de la danza. “Tango Sólido” contó con la participación del vocalista Jorge Márquez, ganador del Festival Cosquín 2014 y solista de tango revelación del mismo festival. Resultaron ovacionados por el público presente.

La noche de cierre, esperada con gran expectativa por un público que veía duplicada la apuesta noche a noche, asistiendo a espectáculos de elevado profesionalismo, no defraudó en lo absoluto. La apertura mostró a los cinco artistas intervinientes en escena, hermanados en un clásico de clásicos: “El choclo” de Marambio Catán, Discépolo y Villoldo.

Alternando dúos, danza, instrumentales e interpretaciones solistas, Nora Roca y Gaby sorprendieron a una platea que, a pesar de conocerlas, las vio potenciadas sobre las tablas compartidas, mostrando la mejor faceta de cada una con sus matices y encarnación del tango. Acompañadas por el enérgico piano del Víctor Volpe -que se lució como una tercera voz- y las figuras de los elegantes bailarines Karla Guidi y Franco Centani, Nora y Gaby dieron cátedra de escenario cantando juntas algunas piezas populares y seleccionando para sus intervenciones individuales canciones que identifican sus diferentes repertorios. No faltaron clásicos de Manzi, Troilo, Cobián y Cadícamo, ni composiciones de Eladia Blázquez, Astor Piazzolla y Atahualpa Yupanqui, dichas con la garganta y el corazón, con la voz y las entrañas, porque así debe ser.

Monte Hermoso cerró de esta manera una nueva entrega de tango entre las estrellas y el mar, que será difícil de superar pero que, sin duda, mantendrá con esfuerzo el nivel de excelencia demostrado en esta sexta edición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *